14 abril 2010 ~ 0 Comments

Cómo prepararse para la menopausia

Mujer jovial y menopáusica

Cuando éramos niñas, el tiempo donde los días eran muy largos, queríamos ser adolescentes y luego queríamos con muchísima ansiedad ser mayores de edad, poder manejar, entrar al cine para películas censuradas y en definitiva pertenecer al mundo de los que nos decían qué teníamos que hacer.

Pero no sé cuántas mujeres quieren llegar a la menopausia. Además del estigma que se asocia a la palabra, menopausia se asocia a vejez y la vejez a enfermedades y volver a ser dependientes. ¡Pero tenemos buenas noticias! Hoy día las mujeres llegamos en muy buen estado físico a la menopausia y vamos a vivir, en promedio, por lo menos 25 años más. ¡Un cuarto de siglo!

No podemos hacer nada por evitar o retrasar la menopausia porque es un estado fisiológico natural como lo fue la adolescencia, pero en sentido contrario. En aquella época nuestro cuerpo se preparaba para la etapa reproductiva y ahora se cierra el ciclo de la reproducción.

Pero podemos hacer muchas cosas para llegar en buen estado a esta etapa y también a la vejez, etapas que no tienen porque estar reñidas con el bienestar. La información es clave.

Hormonas femeninas

Resulta que las hormonas femeninas, que descienden bruscamente en el climaterio, son tan femeninas que como nosotras pueden hacer muchas cosas a la vez y entonces no sólo están relacionadas con la reproducción sino que afectan al sistema óseo, al sistema cardiovascular y también al sistema nervioso central, por esto  último son responsables de los cambios de ánimo que acompañan esta etapa, como tristeza, irritabilidad o depresión.

Acciones preventivas para una mujer joven

Una dieta rica en calcio, vitamina D, unos pocos minutos de sol diario (en los horarios permitidos) y ejercicio – que puede ser simplemente caminar a buen ritmo así como subir y bajar escaleras – ayudará a mantener la masa ósea que comienza a disminuir a partir de los 35 años.

No fumar, ni tomar café, refrescos gasificados y bebidas alcohólicas también te ayudarán en este aspecto.

Una dieta adecuada y ejercicio será muy beneficio también para el sistema cardiovascular ya que a partir de la menopausia una mujer tiene tanto riesgo de sufrir infarto de miocardio, por ejemplo, que un hombre.

También la edad de la menopausia y climaterio coincide con el período de mayor riesgo para el cáncer de mama. La ganancia de peso en la menopausia es otro factor de riesgo fundamental y conocido para este tipo de cáncer. Es otra muy buena razón para ir acostumbrándose a una dieta saludable.

Desde el punto de vista emocional es recomendable que los mecanismos de comunicación con nuestra pareja estén bien aceitados y si no va a ser un buen momento para ponerse al día. La menopausia generalmente viene acompañada de tristeza, baja autoestima así como una baja de la libido que llevará a reajustes y reacomodos en la vida sexual.

Nuestra pareja, nuestra familia y nuestro entorno más cercano serán un soporte fundamental.

Get Adobe Flash player