25 julio 2012 ~ 0 Comments

La tibolona en el tratamiento del climaterio

La tibolona es una hormona sintética que se utiliza para tratar los síntomas del climaterio.

Es un tratamiento hormonal pero es diferente, sobre todo en dos aspectos que despiertan tanto temor en las mujeres y que es causa importante en el abandono de los tratamientos: cuidado de las mamas y sangrado.

Esto y más nos explicó el  dr. José Luis Neyro*, reconocido especialista en climaterio, a quien agradecemos públicamente su permanente disposición a compartir con nosotros su conocimiento y experiencia.

Cabe mencionar que la tibolona se comercializa en México con el nombre de Livial y en España como Boltín.

¿Qué es la tibolona y para qué se utiliza?

En esencia y por no complicarlo, es un producto sintético, de naturaleza esteroidea que actúa en diferentes tejidos del organismo femenino produciendo acciones específicas sobre cada uno de ellos. Así, actúa sobre los tejidos implicados en la regulación térmica como la piel, en el grosor del epitelio de la vagina y el endometrio uterino, sobre los huesos, los vasos sanguíneos…. Es el representante más genuino del grupo de las llamadas “sustancias tejido-específicas”.

 ¿Cuál sería la mujer ideal para tratamiento con tibolona?

Son muchas mujeres diferentes las que se podrían beneficiar del empleo de Tibolona; básicamente, serían aquellas que presentan sofocaciones o bochornos, que además tengan disminución de su líbido, de su deseo sexual, o que presenten dificultades en sus relaciones sexuales o en su ánimo general con ese decaimiento inexplicable en estos años del climaterio, o que presenten sequedad vaginal que provoque incomodidad a ese nivel, o que tengan necesidad de proteger los huesos por pérdida de masa ósea…. Son por lo tanto, muchas mujeres las susceptibles de recibir beneficio por emplear este maravilloso fármaco.

 ¿Cuáles serían sus pro y cuáles sus contra?

En realidad hay pocos “contra” pues se ha demostrado prospectivamente que no produce alteración alguna a nivel endometrial por lo que no provoca sangrado alguno a ese nivel. Tampoco aumenta la densidad mamaria con lo que cuida las mamas de nuestras pacientes sin temores de los que se producen cuando se emplean otras sustancias. Si a eso añadimos que al mismo tiempo tiene esa acción euforizante, mejoradora del status general con un mejor ánimo y una mayor y mejorada respuesta sexual y que, por supuesto, quita los bochornos, los sofocos de las mujeres….se convierte en un producto muy seguro y muy versátil en esta época del climaterio sintomático.

Comparado con otros tratamientos que se utilizan en el climaterio, sobre todo para tratar los sofocos o bochornos ¿qué efectividad tiene la tibolona?

Extraordinariamente efectivo y, lo que es muy importante, sin otros efectos secundarios como el aumento de turgencia mamaria y los dolores de las mamas, secundarios a ella. Por ello estaría indicado en aquellas mujeres que no desean tomar estrógenos puros por las razones que fueren aunque tengan necesidad de ellos (situación contradictoria muy frecuente en la clínica diaria). Finalmente, además, se puede mantener durante largo tiempo de empleo sin mayores problemas e incluso entre pacientes de alto riesgo….

Muchos sexólogos recomiendan tibolona para el aumento de la libido ¿es una indicación acertada?

Ciertamente no es desacertada; tenemos múltiples estudios experimentales con Tibolona que han demostrado una acción muy especial en el terreno de la sexualidad y del deseo sexual femenino disminuido o inhibido. Recuérdese que ésta es una queja muy frecuente y una situación muy ampliamente sufrida por las mujeres post-menopáusicas en muchas latitudes del mundo. No me extraña que sea un fármaco “tan amigo” de los sexólogos que tratan a estas pacientes de función sexual tan deteriorada.

 ¿Tiene buena aceptación entre las mujeres?

Claro, ya lo creo…. Puede resultar másdifícil explicar hasta qué punto es buena en tantos frentes diferentes (hueso, piel, vagina, hueso, sexo, vasos sanguíneos…..) que probarla por parte de las mujeres y convencerse que “hay un antes y un después” del comienzo de su empleo. Por otro lado su perfecta tolerancia y su facilidad de empleo (vía oral; un comprimido de 2.5 mg cada día) lo hacen un fármaco ideal en estos problemas del síndrome climatérico que tanta calidad de vida resta a nuestras pacientes.

______________________________________________________________

*El Dr. Neyro es Médico Especialista en Obstetricia y Ginecología y tiene su blog en www.neyro.com.

 

Get Adobe Flash player